Aprendizaje de Edvilrousse Morlet | Aprendiz Creativo

lunes, 2 de mayo de 2016

Aprendizaje de Edvilrousse Morlet



Escrito por la Aprendiz Creativo: Edvilrousse Morlet

Esta aventura de pasar de ser un ser cuadradamente lógico a ser creativo es parecido a usar unos pantalones que estén de moda pero que no son de tu talla, y decidir cambiarlos al fin. ¿Qué se siente? Iniciando con que al colocarte el pantalón deformas la verdad de tu cuerpo, para lograr cerrar el botón inspiras una gran cantidad de aire que representa tus aspiraciones, que se van al soltar el aire; luego de esto te colocas una blusa, camisa o franela lo suficientemente ancha para ocultar esa grasita abdominal llamada en este caso flojera mental, PERO estás a la moda. Al caminar sientes una gran presión, comienzas a caminar de manera un poco extraña y anhelas la hora de llegar a casa a sentirte libre. Entonces, ¿de qué va todo esto? En el momento en que comienzas a darte cuenta que tu cuerpo no se merece eso, se traza el punto de partida para ser creativo. Encuentras ese momento en el que consigues tu pantalón, perfecto, cómodo, preciso. Caminas como si fueras la última coca-cola del desierto. Tu talla, tu cuerpo, tu verdad. Se trata es reencontrarse con la verdad, aceptarla y usarla a favor y no en contra. En algún momento puedes pensar que tu pantalón está fuera de contexto, porque en este proceso de aprendizaje también existen esos momentos bajos en que dices “¿qué hago yo con un jean en la fiesta de los 100 años de la abuelita?” y decides cambiarte lo más rápido posible, aunque estés a muchos metros de tu casa, no tengas carro y esté cayendo un palo de agua: las opciones son entrar en “crisis” o decidir hacer. Por toda la fiesta pides un carro prestado, muchos te dirán que no, otros que estás loc@, pero siempre están esos compañeros aprendices creativos tan locos como tú que te dan la cola y te apoyarán pa’ quitarte esos jeans y colocarte tu mejor percha para esa noche. Ser creativo es la libertad de ser, en cualquier forma, en cualquier momento, en cualquier vuelta que dé la situación, sin forzar, sin mentir y sin intentar poseer características ajenas a tu esencia. Ponte jeans, bermudas, shorts, falda o vestido (si eres mujer, please) lo que encuentres como tu elemento, pero desarróllalo, úsalo, lúcelo, sácale provecho pero sobre todo disfrútalo. 

En esta aventura como aprendices entendimos que pensar diferente no es un delito, y pensar cosas absurdas tampoco. Eso me gustó muchísimo, pensar absurdo. Hace que salgan ideas infinitas (luego de intentos fallidos, claro) que de alguna forma llevan a otras y de allí crear o juntar cosas para un mejor resultado. Y es allí cuando sale a relucir que un creativo tiene límites y reconoce su necesidad de aprender de cada situación. #Remy escuchó esta frase: “Lo contrario al amor no es el odio, es el miedo” pero decidió modificarla un poquito: “lo contrario a la creatividad no es la rutina, es la pereza” jajaja. Le di la razón al pajarito.

Muchas gracias, son un gran equipo y gracias por interesarse en “salvar” mentes perezosas. ¡Un gran abrazo!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escríbenos

¿Quieres ser Aprendiz Creativo?

Completa el formulario de contacto, cuéntanos de dónde eres y por qué quieres ser Aprendiz Creativo.

Dirección:

Ciudad de Panamá - Panamá

E-mail:

hola@idearemos.net