Aprendizaje de Jorge Eduardo Olarte | Aprendiz Creativo

miércoles, 13 de enero de 2016

Aprendizaje de Jorge Eduardo Olarte


Escrito por el Aprendiz Creativo: Jorge Eduardo Olarte

Ser un aprendiz creativo representa para mi muchísimas cosas, creo que la primera de ellas es el hecho de que me pude demostrar una vez más que es posible llegar a la meta por caminos poco convencionales, el método de selección de los postulados para “Aprendiz creativo” consistía en responder correctamente una serie de enigmas que eran publicados en la cuenta de Instagram de “Idearemos”, no fue mi caso, respondí erróneamente siempre, sin embargo un creativo no se rinde fácilmente, intenta, observa, busca otras alternativas y si no existen las crea, así que decidí dar un paso más allá de la “barrera imaginaria” que todos de algún modo solemos tener, me tomé el atrevimiento de enviar un mensaje directo donde ahora era yo quien planteaba un enigma, la intención era plasmar una idea que sonara cautivadora, interesante, que si no me daban el cupo, al menos no pudiesen ignorarme, ser elegantemente irreverente.

Lo que ocurrió fue que les pareció una forma genial de buscar alternativas, y decidieron darme el cupo dentro de esta intensa experiencia que me ha dado herramientas para seguir arriesgándome y logrando cosas. Agradezco sobremanera a todo el equipo de Idearemos por esta experiencia, en especial a Ronny Ricaurte, una mente digna de admirar, no solo por lo que a la distancia uno percibe de él como creador y mente inquieta sino por la nobleza del espíritu de una persona que piensa en otros, que sabe el significado de la palabra propósito y que ha decidido voluntariamente invertirse en otros, es decir, multiplicarse. A todo el equipo que conforma esta genial familia gracias a Mariangela, a Ronald y a Samantha, no hay que ser adivino para anticipar la grandeza que les espera.

Estas semanas de actividades fueron para mí un reto, desde coordinar el tiempo para la realización como la búsqueda interna de las respuestas a los planteamientos que se hacían. Uno de los planteamientos consistía en crear un “amigo creativo”, un personaje de fantasía con características humanas, darle vida a un objeto inanimado, en mi caso decidí pensar cómo sería darle vida a mi cámara fotográfica (quien me acompaña a cada lugar que voy por mi oficio) y que esta fuese una representación de mi mamá a los 23 años, es decir decidí pensar como sería mi cámara si esta fuese mi mamá y tuviese 23 años. Lo que descubrí fue hermoso, apasionante, descubrí que “Isabel” como ahora la llamo, no es otra cosa que mi punto de vista de la vida a través del lente, el oficio de fotógrafo y de productor audiovisual me ha convertido en una persona más noble, he logrado estar con mi cámara en situaciones extremas, de peligro, en situaciones sentimentales con una carga dramática enorme, he visto gente llorar frente a ella, y a mucha gente casarse, “Isabel” es mi admiración a la vida, a sus contrastes, a lo bueno y a lo malo, es un homenaje a este pedacito que llamamos vida.

Las preguntas fueron otra etapa que logró hacerme sudar, no por el hecho de no querer enfrentar las preguntas, sino por el hecho de querer seguirlas haciendo, de ser rudo, de cuestionar todo, de saber si realmente tengo argumentos suficientes para defender mis posturas, esa semana de preguntas fue una invitación abierta a ver la vida con un signo de interrogación, no por dudar, sino por la necesidad de buscar más profundo, aprendí que una respuesta lleva en su corazón 100 preguntas más.

En el camino me encontré dibujando, haciendo un recorrido por las hojas en blanco que ahora contaban historias, que garabateaban sin pudor, sin juzgarse, sin preocuparse de ser vistas por alguien, y en cierto modo nuestra vida es un garabato, nadie puede borrar lo que ya escribió en su historia, es decir, cuando nacemos se nos entrega un lienzo limpio, blanco y sin manchas, cada paso en una linea y esas lineas torcidas nadie las puede borrar, es fácil juzgar una línea cuando la sigue muy de cerca, comienzas a ver sus imperfecciones, sus detalles, sus desvíos, pero garabatear me ha enseñado a entender que no estoy para juzgar líneas por separado, prefiero ver el lienzo desde lejos y ver la obra completa. Garabatear es dejarse llevar, cuando tienes técnica tus trazos son más limpios, pero la única forma de desarrollar la técnica es dejándose llevar, quien no pasa por el camino de la inexperiencia no genera la seguridad, precisamente la seguridad nace del temor.

Este camino me dejo un encuentro con el gran Mario Moreno Cantinflas, que a decir verdad no tengo la menor idea de cómo carajo hizo para transformar su frase “ y como decía Napoleón: El que parte y reparte le toca su Bonaparte” en un plan de redes basado en un plan de nutrición, leerlo parece absurdo, pero tan solo una frase que a simple vista parece absurda género un contenido que podría regir la forma de hacer mercadeo de cualquier organización que quiera adaptarlo.

Avanzando hacia las últimas semanas pude hacer recorridos interestelares, un recorrido por todos los planetas de la vía láctea y mucho más allá, ¿de qué sirve pensar lo impensable? diría alguien, ¿para que hacer un esfuerzo en crear cosas absurdas? podría preguntar otro, yo creo que quienes son maestros de lo absurdo afrontan lo real con más optimismo, entender lo transitorio de la vida es entender lo trascendental del ser, si todo lo que vemos el lo único posible entonces que alguien nos mate, ya vivimos, pero si hay algo más quiero descubrirlo, quiero crearlo.

Aprendiz creativo no es una escuela para aquellos que esperan colgar un diploma más en su pared, para aquellos que esperan hacer su curriculum más, aprendiz creativo es para aquellos que tiene suficiente humildad para escuchar las ideas de otros, respetarlas, compartir las suyas y si fuese necesario desaprender para aprender nuevamente, es un desafío para los que no se conforman.

Hoy sigo haciendo lo que amo, Isabel aún cuelga de mi cuello, creo (de crear y de creer) lo que viene y no espero que las cosas ocurra, aprendiz creativo no es una experiencia académica solamente, es una experiencias para la vida.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Escríbenos

¿Quieres ser Aprendiz Creativo?

Completa el formulario de contacto, cuéntanos de dónde eres y por qué quieres ser Aprendiz Creativo.

Dirección:

Ciudad de Panamá - Panamá

E-mail:

hola@idearemos.net